Skip links

A LAPIZ Y PAPEL

Amigos, prestarlas. Un mensaje de amor y compromiso siempre que lo sugiere un miembro de MQN501 en Instagram, pero un poco más preocupante cuando lo sugiere el presidente de la república. No tú no, Nayarit, no estoy hablando de eso.

Me refiero a la información que publicó en la semana, el medio que se llama como el principal síntoma de mi panza en la cuarentena: Expansión. 

Que en un reportaje decía que alrededor del 75% de los empleados de la Secretaría de economía se iban a quedar sin computadora de trabajo gracias a que el gobierno de la cuarta transformación está ahorrando más que tu papá invitando a la “botarga de Buzz lightyear” para tu cumpleaños.

La nota también decía que los que se queden sin equipo de computo tienen dos opciones: o usar el suyo personal de ellos (más de eso ahorita) o pagar cuatro mil pesos ¡para comprar el que ya estaban usando! Porque el berrinche de austeridad del presidente lo tiene que pagar alguien más, ya sean los trabajadores poniendo de su bolsa para poder trabajar, los papás comprando medicamentos para sus hijos, o los del aeropuerto de santa lucía poniendo torres de control hechas de legos para que se vea que llevan un avance.

Luego de ese reportaje, la reportera Lidia Arista le preguntó a López Obrador en la mañanera al respecto, y su primera respuesta fue que todo formaba parte de… adivinen… a que no adivinan… no me lo van a creer a qué le echó la culpa:

 

Simón. Es un complot de gente de su propio gobierno pero que está ahí nomás porque se lo heredaron otros presidentes. Porque todo lo que dejaron los demás es malo. Excepto el depa que construyó Calderón ahí en palacio nacional y le redecoró Peña Nieto, ese sí es honesto y para nada vivir en un palacio es neoliberal. Los palacios son los nuevos pesebres, muchachos.

Pero luego, a pesar de que había dicho que lo de las computadoras no iba a pasar, cuando la reportera (muy bien por cierto) le siguió insistiendo en el tema dijo:

https://www.youtube.com/watch?v=Ar3jbu98NP4

O sea que confirmó que así va a ser yháganle como quieran, aquí no hay computadoras pero hay austeridad, instálenle excel a esa yo tengo un sobrino muy bueno para las computadoras que seguro sabe cómo hacerle, me pasó todos mis discos de Eugenia León a un mp3.

¿Se acuerdan cuando nos burlábamos de que siempre se echaba para atrás cuando se hacía escándalo por sus pendejadas? Pues luego de hablar con esos progres que glorifican estar gordo, amlo decidió aceptarse así como es, con defectos y virtudes, con amor y desamor, y por fin despertó la GANSA dormida, la mujer que en él dormía QUE NO NAYARIT CHINGADAMADRE.

Señor, los héroes patrios no esperaban que les dieran computadoras porque pues…no existían las computadoras, no mame. Si Pancho Villa sacaba un iPhone lo quemaban en la hoguera por bruja, no porque usted no haya trabajado un día en su vida significa que una computadora no sea necesaria. Es como cuando me dicen después de hacer el delicioso: “que no sepas usarlo no quiere decir que no se necesite, Manuel”.

“Los héroes patrios no usaban computadoras”… señor, ¡los héroes patrios no usaban agua potable ni cepillo de dientes! Es más, se limpiaban la colita con mazorcas (dato real, el papel higiénico se industrializó hasta 1857)

Lo que sí pasaba es que usaban las herramientas de su época, y las que fueran necesarias se conseguían. No es como que los revolucionarios se anduvieran prestando el rifle. O sí, pero para cotorrear, pues. De vez en cuando un Zapata entaconado, pero equis, entre compas no es de jotos.

Parece que AMLO no entiende que para hacer un trabajo tan meticuloso como el de la secretaría de economía sí se necesita un equipo de cómputo. Ha de creer que se pueden hacer cuentas bien fácil nomás porque ve al Zurris sacando el ábaco en las juntas. No ha de tener idea de cómo usar Excel. Chingo a mi madre si se sabe una fórmula, la que sea. Chingo a mi madre si sabe configurar una impresora. Seguro tiene su computadora desconectada desde que llegó y nomás le pegaron una foto de Los Xochimilcas en el monitor.

Y mire, yo entiendo que a veces los trabajadores se tienen que poner las pilas, también me ha tocado decirle a Oswaldo “no mames, es la tercera laptop que rompe en el mes, aprende a caminar cabrón”. Pero de ahí a pedirles que pongan de su lana para pagarlas… cuatro mil pesos puede que no sea mucho para usted, pero a una familia le desajusta por completo el gasto.

Además, no es como que en la Secretaría de Economía se maneje cualquier información ¿a poco se van a llevar a su casa la compu con todos los documentos?  ¿Y la confidencialidad? ¿Sin conectarlas a una red protegida? ¡Mejor de una vez denle las contraseñas a Anonymous!… que tampoco es como que batallen para hackearlos mijos, tienen menos seguridad que un adulto fan de Naruto.

¿Y prestar el equipo? Señor, de nuevo, aprenda de mi experiencia, una vez se nos ocurrió aquí hacer eso y nadie quiso tocar la compu de Gab nomás de verla, y el güey diciendo que se le había caído “un vaso de atole en el teclado”. ¡No sabía que hay atole napolitano cabrón, qué pedo con los colores de esas manchas, vete a checar cabrón!

Desde El Pulso de la República queremos mandarles nuestra solidaridad a los empleados de la secretaría de economía que van a tener que sufrir esto. Debe estar de la chingada que tu jefe te quite los medios para trabajar y luego te insulte en cadena nacional