Skip links

 A VOLAR GAVIOTAS

Amicortometrajes, el cine, el séptimo arte, 24 cuadros por segundo de liberación artística y el único lugar al que puedes meter un huevo cocido con valentina sin ser juzgado

El cine sin duda es un lugar para compartir grandes historias, el cine nos ha dejado geniales experiencias y nosotros le hemos dejado nuestra quincena y uno que otro asiento manchado de valentina (perdón cinépolis).

El cine ha sido el pretexto perfecto para de encontrar ese lado sensible que hay en nosotros, como cuando Oswaldo… (canta victor) decidió pedirle matrimonio a esa mujer en aquella sala donde se dieron su primer beso viendo “Marcianos al Ataque”… todo para que su película al final fuera como “Novia Fugitiva” pero con el novio todo meco hecho pipí en el altar esperando a una novia que nunca llegaría.

Bueno pues esta semana el cine fue el “El negro pendejo con tortícolis que no puede voltear para ver que el asesino está detrás de él y por eso siempre se muere el pendejo” en la película de terror del escándalo cinematográfico.

Les cuento, mis Charol-Astros (avedá), la semana pasada el mundo del cine mexicano amaneció con una noticia que lo sacudió más  fuerte que adolescente solo en casa. Y de la misma forma, ya que nos pusimos bien recios, nos topamos con que los diputados del “PRI Parte 2: El Regreso”, o sea MORENA, encabezados por el terror de la pista de baile y Tim Curry todavía más modosito, Mario Delgado, presentaron una iniciativa para derogar los artículos 33, 34, 35, 36, 37 y 38 de la Ley Federal de Cinematografía y así darle cuello al Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, por sus siglas: FIDECINE, también conocido como ¿Otra con Martha Higareda y Omar Chaparro? Buéh. Ah no, ahora es con Luis Gerardo Méndez. Buéh.

Pero mi Chuminitrato de Plata ¿qué porongas es el FIDECINE? 

SEÑOR QUE EXPLICA: “El FIDECINE es un fondo de inversión Federal, el cual, a través de una convocatoria, brinda apoyo a la producción, post-producción y distribución de los largometrajes producidos en nuestro país con la finalidad de reactivar la industria cinematográfica nacional”. 

Pero ¿cuál fue el motivo de que MORENA y este Dinoplatívolo Hermafrodita quieran desaparecer el fondo si le ayuda tanto a la industria? ¿Le patearon el asiento? ¿Le escupieron a su crepa? ¿Lo invitaron a ver una película de Reygadas? Tal vez, pero según él, todo, todo es culpa de el Demonio invisible que atormenta el país, el Pazuzu chino, El Pennywise de ojos rasgados, La mancha voraz asiática: el maldito CORONAVIRU.

Según el meco este, la justificación del recorte fue “la intensa lucha que vive el país frente a la pandemia, así como la búsqueda de diversas acciones con una política de austeridad que les permita eliminar los gastos innecesarios, y a su vez, generar ahorros en el país en lo que a recursos públicos de refiere”. (Necesitan más lana para su pendeja refinería de Dos Bocas, para el estúpido Tren Maya, para el pinche aeropuerto de Santa Necia, y para comprar más votos para el 2021), digo… Programas Sociales del Bienestar.

La comunidad cinematográfica, como Ackerman viendo la Mañanera, se calentó en chinga, porque de apoyos como éste depende que muchos no se queden sin trabajo, chiflando en la loma, haciendo cervezas artesanales para sobrevivir, o peor aún, terminen trabajando como modelos para Editorial Televisa, porque sí, gran parte del cine Mexicano es financiado por este tipo de estímulos. 

Esto ocasionó que los Internets se inundaran de quejas como esta:

Las redes sociales ardieron indignadas sobre la propuesta de MORENA, pero obvio no todos, a algunos, casualmente se les fue el internet como sieeeeempre, (ustedes saben quienes son). Pero, entre todas las quejas, tres de ellas brillaron como estrella en el Hollywood Blvd.: Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón, el Triunvirato Cinematográfico, la Santísima Trinidad a la que sí te le hincas a la chingada, la antítesis de todo lo que representan los tres hijos de AMLO.

Y como dicen que los compadres siempre están en la peda y en los pedos, pues salieron a defender al FIDECINE a tuitazos y declaraciones, que suponemos, hicieron que le temblaran las chichis de perra flaca al señor Delgado y a toda su PRIMOROSA bancada.

El Señorts, cuando vio que le estaban haciendo bola y no precisamente de la que le gusta, solicitó una videoconferencia con todos los representantes de la industria cinematográfica, incluyendo a estos señores, pues, para ver qué tanto los morboseba.. digo.. convencía y decirles que “Ayyy, no era para tanto chavos, ¡qué bárbaros! ¿Ay cómo crees que quiero desaparecer el FIDECINE, Negro? ¡Claro que no, tonto! Ay de qué me hablas? Eres un pillo, qué bárbaro, travieso. Ay no… ya me hiciste que me ponga super roja, pérate”

Pero como aquí, mis charalines, siempre estamos a la vanguardia con la información. El equipo de ingenieros informáticos, investigadores, hackers, punto de cruz y macramé de Máquina 501 logró intervenir esta llamada, vamos con las imágenes, córrala Don Epigmeco.

Después de la llamada, los diputados, siempre atentos a las exigencias del pueblo y a las demandas de la sociedad, nos salieron con la noticia de que dice mi mamá siempre no, que el FIDECINE se queda, que alguien lo quería desaparecer pero gracias a ellos, gracias a MORENA, gracias a la Cuarta Transformación, se había salvado, al final, la pendeja de Rose Crisis sí se pudo hacer a un ladito en la puerta de la Contingencia y el Baboso de Jack Fideicomiso se pudo subir, corren créditos finales, otro día más, MORENA SALVANDO A MÉXICO, ¡BravaaAAAAAaaa!

Pero no.  Ya no estamos tan pendejos. Ya no nos la cuentan. No es la primera vez que nos la aplican: crean un problema, alborotan el avispero y cuando ven que la gente se les va encima, los culos, reculan. De ser los villanos del cuento,mágicamente, casualmente, quedan como los pinches héroes esperando un puto desfile con fanfarrias de agradecimiento.

Pero no, mis cielas. Podrán tener 30 millones de pendejos que les alaban hasta cuando se cagan encima de ellos, pero México tiene 126 millones de habitantes, entre los cuales, estoy seguro que hay más de 50 millones a los que no les gusta su mierda.

De momento es la única manera que han encontrado de ocultar la realidad que se les estrella en la cara como huevo de Ron Jeremy. No lo van a aceptar nunca, pero les está quedando muy grande la silla, y por más limpias que le haga el tlatoani, la incompetencia, la pendejez y la ineptitud no se lavan, Señor. Y muchos ya se están dando cuenta.

Lo más triste es que aplican la fórmula en todo, nada más que como aquí si hay famosos en contra y saben que les puede afectar en las próximas elecciones, pues se rajaron en chinga. Si el miedo no anda en burro, andaba en Tsuru, pero ahora lo pasean en Suburban según hemos visto. 

Pues desde EPDLR no nos queda más que agradecer pero no al gobierno, no a los diputados y mucho menos a los de MORENA, si no a la comunidad cinematográfica por unirse y mantener este apoyo a la industria que tanta falta le hace. TAMBIÉN, que les sirva de lección, cabrones, que nos sirva a todos de lección. Para que a la otra, nos fijemos más en las letras chiquitas de la campaña y leamos bien las propuestas. Así, cuando decidan apoyar abiertamente a un candidato, cuando decidan componerle canciones o hacerle documentales alabándolo ciegamente, recuerden que al final no nada más los empinan a ustedes y a su mamá también, no se olviden que una vez que gana, ya no se aceptan devoluciones.


 

Leave a comment