Skip links

AUNQUE USTED NO LES CREA

Charalitos… La confianza. La confianza es como la virginidad, si la pierdes ya no retoña. Y podría regresar mil veces, pero como cochar con tu ex: no importa cuantas veces regrese, ya no vuelve a ser igual. Ni aunque se disfracen otra vez de furrys. Ni aunque usen los mismos sex-toys. Ni aunque se vuelva a poner el traje de Sailor MooQUE?…Ah, sí… La confianza… 

Y les platico sobre esto porque a dos años del arrastrado… digo, arrasador triunfo de la 4T y ahora en plena pandemia, la confianza y popularidad de la que gozaba el presidente y sus colaboradores está como la zona erógena de Octagoncito: en su punto más bajo. 

Figúrense que según una encuesta hecha por Gabinete de Comunicación Estratégica, casi el 54% de los mexicanos cree “pocas veces” o de plano “nunca” en la información proporcionada por el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y Mr. Meeseeks de la vida real Hugo López Gatell.

Así es charalitos, como chica del clima de programa matutino: Lo mejor quedó atrás. Atrás quedaron los días en que la sociedad mexicana confiábamos en los informes vespertinos del subsecretario Gatell que terminaron siendo todo espectáculo de poesía, discusiones con la prensa y trucos de magia envidia de Beto El Boticario.

Y así nos la seguimos siguiendo per secula y por culerum. Y este ramillete de pendejadas que nos recuerdan los mejores momentos con PeñitaBebé estaría muy cagado… si no fuera porque hay vidas humanas en juego.

Pero no solo la confianza en el Doctor Gatell está más zapateada que esposa de Radamés. También ya le tocó a mi viejito santo entre los santos, Andres Manuel López Obrador, pues según la misma encuesta, el 73% de los mexicanos siente que las autoridades no están preparadas para enfrentar toda esta situación de la pandemia y el 80% de los ciudadanos asegura que México no está listo para continuar con la llamada nueva normalidad.

Pues ahí lo tienen, charalitos. Vox Populi X-Box ONE X. La gente está perdiendo la confianza en el gobierno más rápidamente que la gente perdiendo el interés en La Casa de las Flores sin Verónica Castro y no hemos pasado ni dos años con el toque divino de la 4T. No hay comunicación y no hay coordinación entre las autoridades, sus informes y sus recomendaciones. Por lo pronto, charalitos, ustedes usen el sentido común, ese no sabe de encuestas, de intereses o de confianzas. Si les parece que el gobierno está mintiendo, es porque lo está haciendo. El sentido común no es como el gobierno, uno utiliza datos, métricas y estadísticas, y el otro utiliza al pueblo.