Skip links

EL PERREO COMO LA ECONOMÍA: HASTA ABAJO

Amigos, las matemáticas, la razón principal por la cual mucha gente acaba estudiando Danza interpretativa, Estudios de Género o artes escénicas y es por eso que luego se los llevan al baile bien cabrón.

Y es que, a diferencia de las llamadas “humanidades”,  las matemáticas, como una erección de un adolescente, son duras y siempre medibles, por lo que, para muchos en la 4T que dedicaron más su tiempo en hacer postulados y poemas, porque eso de las ciencias exactas son para fifís adoradores del Maligno.

Pues esta semana, unas cifras fueron la tabla del 7 memorizada a chancletazos en el método más preciso de aprendizaje de la noticia mundial.

Desde que el COVID tocó nuestras vidas, la economía ha bajado más veces que teibolera en quincena, esa enfermedad ha sido como una canica en la boca de un bebé, difícil de tragar y solo queda rezar para que ya salga, porque si algo que hemos notado es que, el Producto Interno Bruto de todos los países se han desplomado por el COVID y como una tía de Gío, se ha metido con gringos, mexicanos, africanos, europeos, chinos y hasta con satelucos.

Si, el presidente ya nos dijo que eso del Producto Interno Bruto ni funciona, aquí medimos la felicidad, los aplausos y cuántas chelas tienes en el refri, sin embargo, a algunos, o sea, a todo el puto mundo, nos importa ese algoritmo para poder medir que tan bien o que tan mal está la cosa y si usted quiere saber como nos va a ir el resto del año, spoiler tipo Pitbull: Ya’tu sabe.

El año pasado rasgamos el .1% y en este punto tener esos números sería lo que cualquiera le pediría a un genio de la lámpara, bueno…. Tal vez no.

Este año los pronósticos del PIB para el resto del año son, como mis análisis de VIH, nada positivos (guiño).

A Estados Unidos se le pronostica una caída de 8%, Alemania con 7.8%, el Reino Unido con un 10%, Japón con 5.8%, todas caídas, todos crecimientos negativos, y eso que ellos son los países avanzados, y las cosas para los latinos se ponen más difíciles que una persona morena salga en un comercial del Palacio de Hierro 

En promedio en Latinoamérica se espera que bajemos un -9.4%,siendo México el que pone el número más alto, y no solo eso, sino que fuimos  la cuarta caída económica más pronunciada en el mundo, los clavadistas de la quebrada se quedan pendejos, sólo quedamos detrás de Francia, España e Italia. 

México pasó de -6.6 a -10.5% de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Desde 1932 no se veía una caída del PIB de este tamaño, lo cual tiene sentido porque las políticas de la 4T son parecidas a las que usábamos en esos años, solo que ahora los cristeros son los que nos van a perseguir a nosotros.

Y esta caída no es porque les caigamos mal, es porque al parecer NOSOTROS NOS CAEMOS MAL, seguimos peleando por el petróleo, seguimos construyendo las pendejadas que ya conocemos, seguimos sin apoyos a los empresarios, sin una menor guía de qué hacer, sin una mínima idea de cuándo podríamos salir de este agujero.

Porque a diferencia de Francia, España e Italia que tienen -12%, o sea, peor que nosotros, al menos ellos ya empezaron a domar la curva, ellos ya pueden empezar a ver la luz en este túnel, aquí ni nos hemos dado cuenta que estamos a oscuras.

Porque podremos estar en negativos, pero tenemos que dejar de vivir en negación.