Skip links

Luisa María Alcalde denuncia “acoso” de La Jornada por una foto.

FASHIONISTA

Luisa María Alcalde denuncia “acoso” de La Jornada por una foto.

La secretaria del Trabajo Luisa María Alcalde explotó contra La Jornada después de que publicó una imagen de ella justo en el momento en el veía en su celular prendas de vestir durante el vuelo de regreso a la Ciudad de México después de acompañar a AMLI a una gira por Sonora.

La foto de la funcionaria sentada en el avión fue acompañada de una nota con el siguiente encabezado: “Tendrán derecho a reparto de utilidades 830 mil trabajadores que estaban subcontratados”.

Además, remató la gráfica con un pie de foto mordaz: “La secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, observa ropa y moda en su teléfono celular, al regreso de la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador en el vuelo Hermosillo-Ciudad de México, el pasado domingo 27 de junio”

Luisa María Alcalde reaccionó molesta y así lo hizo evidente en el mensaje que subió a su cuenta de Twitter:

“No es ético publicar fotografías que violan la privacidad de las personas. Ayer @LaJornada  publicó una fotografía que “exhibe” qué estaba viendo en mi celular durante la espera en un avión”.

Y remató: “Espero que el acoso termine”.

Fuente: https://www.proceso.com.mx/nacional/2021/7/12/luisa-maria-alcalde-denuncia-acoso-de-la-jornada-por-una-foto-gutierrez-meller-respalda-la-funcionaria-267607.html

Leave a comment

  1. Post comment

    Daniel Martinez Rueda says:

    Nuestra estimada Licenciada Luisa Maria Alcalde en su carácter de Secretaria del Trabajo, no respeta la Libertad de Prensa, pues si bien todo individuo merecemos respeto, mas en nuestros espacios individuales, como en el cual fue capturada, es decir, distrayéndose y buscando obtener la satisfacción de una prenda de ropa de moda, lamentablemente dicha funcionaria en su carácter publico, debe soportar una mayor intromisión en su vida privada, pues es obvio que mientras esta ocupe el cargo publico, sus actividades y expresiones estarán siempre expuestos a un riguroso control de los medios de comunicación y de la población en general, sin que ello, desde mi punto de vista sea considerado un acoso, pues esta jamás se encontraba en su domicilio, sino en un transporte aéreo que es de diverso particular, donde ademas del reportero, diversos pasajeros del vuelo presenciaron su tan distraida conducta mientras buscaba la ropa de moda.