Skip links

Miles de personas salieron otra vez a las calles este sábado de Estados Unidos.

BLACK LIVES MATTER

Miles de personas salieron otra vez a las calles este sábado de Estados Unidos.

La indignación por la muerte de otro afroestadounidense a manos de la policía de EE.UU. se esparce como un polvorín de ira y dolor por todo el país.

Miles de personas salieron otra vez a las calles este sábado en más de 50 ciudades, mientras, en algunas de ellas, las manifestaciones continúan tornándose en enfrentamientos con la policía, saqueos y actos violentos.

Las protestas, que comenzaron inicialmente en Minneapolis luego de que George Floyd, un afroestadounidense de 46 años muriera después de que un policía le presionara el cuello con la rodilla durante más de 8 minutos, se han extendido por más de 20 estados de toda la Unión.

Por segundo día consecutivo, los manifestantes lograron atravesar las cercas que protegían los accesos de las calles que llevan a la Casa Blanca y se enfrentaron a los agentes del Servicio Secreto.

Trump se había referido a los incidentes del viernes, que llevaron a cerrar de emergencia el edificio gubernamental y amenazó con que los manifestantes se enfrentarían con “perros viciosos” y “armas siniestras” si intentaban llegar a la Casa Blanca.

El New York Times reveló que agentes del Servicio Secreto, preocupados por la seguridad de Trump, lo llevaron abruptamente al búnker subterráneo que se utilizó en el pasado durante los ataques terroristas.

Leave a comment