Skip links

NADA PUEDE MALIR SAL

Amigos, proponer pendejadas. Si en algo somos expertos en Máquina501 es en proponer pendejadas y tener pésimas ideas. Nadie nos gana. ¿Qué quieren un programa de radio? ¡Claro! ¿Qué les parece contratar a 5 señores con pésima dicción, dudosa reputación y sin el menor sentido de lo que significa “ceder la palabra”? ¿Qué puede salir mal?

La cosa es que nuestras pésimas ideas no le hacen daño a nadie más que a nosotros mismos… y a nuestras familias… y obvio a quienes nos contrataron… pero, de ahí en más, a nadie, ¿ok? Bueno quizá también un poco a quien nos escuche y piense que sabemos lo que estamos haciendo, pero ahí si ya no es nuestra culpa.

El problema es cuando eres un Partido Político, específicamente es Partido Oficial y propones pendejadas como ésta:

 

Igual y no le suena tanto, pero Ramírez Cuéllar es el que se estuvo peleando la dirigencia de MORENA con Yeidckol y el amor de Betty con AMLO, Ganas unas, pierdes, otras, ni modo mi (CORTAR)Richard. 

Y ustedes dirán: El INEGI ya mide hartas cosas, ¿Qué más da que mida la concentración de Riqueza en México, ChumInstituto de Estadística? Pues que la propuesta, como un feto en una chica que se pinta las axilas de colores, no se quedó ahí.

Hay que decirlo, al señor se le calentó la hemorroide y dijo: ¿Qué tal que proponemos que el INEGI pueda entrar a la casa de todos los mexicanos a ver qué tantas mugres tienen? 

Así como si nada. Básicamente Ricky Ramírez quiere, constitucionalmente, tener acceso a nuestra intimidad y husmear en el cajón donde guardamos los calzones. ¿Venezuela, anyone? 

La Dirigencia de MORENA aprovechó el domingo que todo el gabinete andaba en misa para publicar el comunicado donde detallaba la propuesta. Como era de esperarse, todos los opinócratas infodémicos se pararon de uñas y condenaron la propuesta, porque pues, la neta es una mamada. Y no, no porque esté mal medir la riqueza, sino porque tiene jiribilla. Obvio le está dando por su lado al preciso, sabe que le maman las cosas que digan bienestar, y que vayan en contra de la gente con dinero, así que la verdad todo el asunto fue un: 

“hola, ¿me recuerdas? Soy el Dirigente del partido que fundó tu marido, ¿cómo te vá? Qué sorpresas da la vida, encontrarte en pleno Palacio Nacional, fue una chispa en mi equilibrio, dinamita que estalló… una lez cegadora, un disparo de nieve”.

Porque, aceptémoslo, el señor llegó a la dirigencia entre pleitos con Polevnsky y lejos de eso a todos nos valió hiperverga quién era o qué más hacía. Bueno, casi a todos. 

Y pues cómo puedes proponer revisar el patrimonio cuando tienes en tus filas a gente que se ha negado siguiera a presentar su Tres de Tres, cuando solapas marranadas como Manuel Bartlett, cuando te la pasas condonándole impuestos a tus cuates, también hay que tener tantita madre.

Lo más curioso es el de inmediato salieron todas las mascotas a aplaudir la genial idea de Ramírez Cuéllar y a buscarle tres pies al ganso para justificar todas las pendejadas… ya saben, lo normal en la RED AMLO, pero no contaban con que el lunes, en la misa de siete, aquel que todo lo ve, bajaría su espada flamígera para condenar tan obtusa pendejada de su hermanito de leche a quien hizo dirigente de su partido.

¿Escucharon? Los servidores públicos como el presidente, sí están obligados, pero pues ¿el qué va a declarar? Si nunca en su vida ha pagado impuestos, nunca en su vida a producido otra cosa más que marchas y campañas presidenciales y solo carga un billete de 200 en la cartera

Nosotros desde EPDLR celebramos que esta medida no prospere porque imagínense que tuvieran que ir a Sinaloa a las casas de los Guzmán a ver qué tanto tienen o que comprueben cómo lo ganaron. Ahí sí que estaríamos ante un problema, porque pues, igual iba a tener que, otra vez, echarse la vuelta el presidente para supervisar que todo estuviera en orden y pues ya de pasada, se quedaba a partir el pastel de cumpleaños. Para no hacer el desaire, ¿si me sirve otro pedacito para llevar? Gracias, que amable.

Leave a comment