Skip links

PARA ESE APETITO FEROZ…

Charalitos… En pleno siglo equis equis i [VICK: VEINTIUNO] Ese dije. En pleno siglo ese que dijo Don Metiche; vivimos la era de la tecnología pero también vivimos la peor pandemia sanitaria que cualquier persona viva tenga registro, excepto Jimenez Espriu. 

El pasado y el presente se empalman para darle paso a El Futuro… [VICK: Pinche Cursi] Ohquela ¿A quién hay que cogerse pa’que te calles a la verga? [VICK:Más bien tú ya deja de coger, cabrón, te vas a morir a la ver…] CAAAAALLATE CABRON

Otra muestra del pasado y el presente conviviendo con el futuro la vimos hace unos días cuando el Instituto Nacional de Antropología e Historia reportó el hallazgo de los restos fósiles de al menos 60 mamuts en los fértiles terrenos todos culeros donde se construye el majestuoso Nuevo Aeropuerto en Santa Lucía ubicado en las inhóspitas planicies del chingado Estado de México.

El Mamut fue un género de mamíferos de la familia de los mastodontes y se extinguieron al final del Pleistoceno, hace 11 mil años. Muy parecidos a los elefantes modernos pues se movían comúnmente en manada. Y confundidos generalmente con el popular postre de la familia Gamesa, consistente en una rica galleta crujiente cubierta con sabor a chocolate, y suave y delicioso centro de malvavisco. JIU JIU JIU 

Las ‘huesamentas’ fueron encontradas en la zona donde estará la Torre de Control y en lo que serán las pistas en la base militar donde se levantará, orgullosa, una de las obras insignias del ciudadano presidente Andrés Manuel López Obrador.

El equipo de investigación arqueológica y forense de Máquina 501, hizo una pausa en sus importantes tareas, como el macramé, la tarjetería española y manufactura de figuritas de lladró, para conectar esas osamentas con sus orígenes.

JIMENEZ ESPRIÚ:

Se trata de mi mascota Colmillín. Lo creí perdido todos estos años desde que mi abuelo, el viejo Pánfilo Espriú, que aún vive, me dijo que se lo habían llevado a una granja de mamuts. Colmillín… tu alma ya descansa… allá te encontraré para seguir jugando… Pero no pronto. Ni madres.

Y ahí tienen. Pueden estar tranquilos. No importa el tamaño del hallazgo. La 4T va y no se detiene. Que chingue su madre la ciencia. Y la salud… Y la educación… Y la seguridad… Esas son pendejadas y pueden esperar.

Leave a comment